Casa Stahl, Pierre Koning

Casa Stahl

Esta casa es una de las obras de arquitectura más conocidas por el gran público, sin saber exactamente qué están viendo. Los medios de comunicación la han convertido en un reflejo de la sociedad en la que vivimos, donde lo que importa es una imagen, un momento, vendernos la ilusión de la felicidad si obtenemos todo lo que nos venden.

Casa Stahl

 

De esta forma la casa Stahl se convirtió, a partir de finales de los 60, en un icono que muchos reconocemos, siempre que veamos la única imagen que nos han enseñado. Sin embargo esta vivienda es mucho más que una simple foto, es una moderna residencia, aún hoy en día, a pesar de haber sido construida en 1959.

Buck Stahl y su familia habían previsto una vivienda moderna, con vistas de Los Ángeles desde las colinas de Hollywood, construida de acero y cristal, convirtiéndola de esta forma en un verdadero testamento a la arquitectura moderna y al Case Study House Program.

 

El propósito de este programa, establecido por John Entenza y patrocinado por la revista Arts & Architecture, fue el de introducir los principios modernos en la arquitectura residencial, no sólo para promover la estética, sino para introducir nuevas formas de vida, tanto en un sentido estético como en un uno que representara los estilos de vida de la era moderna. Pierre Koening proyectó para este programa 2 casas, la 21 y su versión mejorada la 22 también conocida como Casa Stahl. Pierre Koenig fue capaz de afinar la visión de Buck Stahl y transformar esta visión en un icono de la modernidad. El propietario quería gozar de una vista despejada, en palabras del arquitecto “La idea es que la casa se adecue y relacione con el entorno. Cuando estás dentro, no ves la casa, sino las vistas, y vives en el exterior, en el paisaje…”

00

 

El vidrio y acero es el rasgo más significativo de la modernidad arquitectónica, además de la forma en que Koenig organizó la distribución espacial de la casa tomando los aspectos públicos y privados. A través de su planta podemos leer su organización en L, con los dormitorios en un ala y las zonas comunes en la otra, extendiéndose en el espacio, y con los baños en la intersección.

Casa Stahl

 

Como si quisiera destacar la transitoriedad del espacio, Koenig situó la piscina en el ángulo del edificio, permitiendo que el agua casi llegue a las ventanas de los dormitorios y bloquee el camino de la entrada desde el garaje. Como resultado, el entorno parece desmaterializarse: el agua de la piscina refleja los voladizos y el cielo, mientras que la estrecha franja pavimentada alrededor de la piscina y las plataformas que atraviesan el agua en el exterior de los dormitorios, no ofrecen mayor sensación de estabilidad ni de espacio cerrado. La transparencia de las paredes acristaladas queda subrayada por la planta diáfana y el acabado de paneles de plancha metálica de la cubierta, que parece extenderse por toda la vivienda de lado a lado sin interrupción.

Casa Stahl

 

Por mucho que la modernidad arquitectónica se asocia con los materiales y métodos de construcción, la yuxtaposición de programa y la organización son los principios importantes de diseño que evocan las características funcionales. Por extraño que parezca, la casa Stahl no fue  reconocida por su promoción de la arquitectura residencial moderna de América hasta 1960, cuando Julius Shulman capturó la esencia de la arquitectura de la casa, con la foto «Dos mujeres sentadas en la sala de estar con vistas a las brillantes luces de la ciudad de Los Ángeles».

Casa Stahl

 

Esa instantánea puso la Casa Stahl en el radar de la arquitectura como una joya arquitectónica escondida en las colinas de Hollywood. La Casa Stahl es todavía uno de los edificios más visitados y admirados hoy. Ha sufrido muchas transformaciones interiores, por lo que si pasáis por Los Ángeles no encontrareis el mismo mobiliario de 1960, pero la arquitectura, la vista y la experiencia sigue siendo impresionante.

 

Puedes hacer reservas para visitarla o relizar algún evento, a través de su pagina web www.stahlhouse.com

 

 

 

Deja un comentario.