7 Errores a evitar al construirte tu casa ecológica

casas ecologicas
  • Arquitectura Legal :
  • Ciudades y Arquitectura :
  • Building :
  • Dimensiones :
  • Oficinas :
  • Varios :
  • Viviendas unifamiliares : 1

Una de las tendencias más fuertes hoy en día en la arquitectura es la sostenibilidad. Me resulta una tendencia muy interesante y realmente necesaria. Es gratificante ver a arquitectos y clientes, en la búsqueda que significa construir una casa ecológica, establecer en sus proyectos un dialogo adecuado entre el hombre y el medio ambiente.

Sin embargo, como en todo inicio se comenten errores o se utilizan soluciones que al final no sirven para el fin que se diseñaron. Errores que a la larga hacen que el coste medioambiental, y por lo tanto económico, de la casa sea mucho mayor que para el que se diseñó.

Este punto, el económico, esta íntimamente relacionado con el medio ambiente, es decir, cuanto menos gastes menos contaminarás. Y no siempre es necesario, aunque si recomendable, aumentar el gasto inicial de tu casa para reducir el gasto (y por lo tanto la contaminación) durante la vida útil de la misma.

Por eso hoy te dejo esta lista de errores a evitar cuando te vas a construir tu casa ecológica:

1.- Construir más de los que se necesita:

Hace unos años hubo un anuncio de Renault en el que salía un salón enorme con un acuario donde nadaba una ballena, el anuncio terminaba preguntándose “¿Y si el verdadero lujo fuera el espacio?”.

Efectivamente el tener amplios espacios es un lujo, pero no podemos dejar que el deseo de tener nos confunda. A la hora de pensar en tu casa lo primero que has de hacer es enumerar las distintas estancias que de verdad necesitas, y darles a esas estancias el tamaño necesario y adecuado para poder utilizarlas cómodamente.

casas ecologicas
Fotos de Marc Torra

Si no lo haces así probablemente crearas una casa con espacios desperdiciados, infra-utilizados y te costará más construirlos y el gasto de su climatización se disparará.

Piensa en tu estilo de vida, en las estancias que tienes ahora, las necesidades que te surgen y plasma ese estilo de vida y esas necesidades en tu nueva casa. Un ejemplo muy interesante de adaptación de estilo de vida es la Maison en Bordeaux de Rem Koolhas que puedes ver en un post anteriormente publicado en este blog.

Ojo, no te estoy diciendo que te hagas una casa pequeña, sino que no tengas estancias o espacios que queden muertos, que no utilices, ya que esto a la larga sale muy caro a tu bolsillo.

2.- No pensar en el futuro:

Este apartado está íntimamente relacionado con el anterior, tienes que pensar para cuanto tiempo va a ser tu casa, para 10 años, 20 o para toda la vida. Tienes que pensar en los cambios de estilos de vida que conlleva envejecer.

Por supuesto la vida da giros imprevisibles,  pero todo lo que puedas tener en cuenta desde un principio te ayudará a evitar futuras modificaciones en la casa con los consiguientes costos y generación de residuos.

Por ejemplo, si te haces tu casa cuando tus hijos están a punto de ir a la universidad, puede que en un corto periodo de tiempo queden habitaciones vacías, por lo tanto desde el proyecto inicial debes prever otros futuros usos o formas, para reconvertirlas en otros espacios, con tabiques fácilmente desmontables, móviles…

3.- No buscar en el solar adecuado:

Cuando estamos buscando un solar donde construir nuestro hogar solemos tener muy en cuenta que la zona sea bonita, que tenga buenas vistas, que tenga un tamaño adecuado, etc. pero si de verdad queremos que nuestra futura casa sea ecológica también tendremos que tener en cuenta otros parámetros como:

  • si al construir en esa zona podemos dañar la flora o la fauna del entorno
  • si podemos respetar los árboles que haya en el solar adaptando el proyecto a la vegetación existente
  • que distancia deberemos recorrer cada día para llegar al trabajo, puede que hayas encontrado un solar precioso a las afueras de la ciudad con unas vistas increíbles pero si vas a tener que recorrer cada día 50 kilómetros para ir de casa al trabajo difícilmente esa casa será sostenible.
  • etc.

Un ejemplo de proyecto que se adaptó muy bien a la flora que había en el lugar fue la Casa Levene de Eduardo Arroyo, en el que se aprovechó al máximo la naturaleza teniendo un mínimo impacto sobre ella. El proyecto adaptó su forma geométrica para evitar la tala de los arboles existentes en el solar

Casas ecologicas
Casa Levene

4.- No tener en cuenta el micro-clima del lugar

Con esto me refiero a tener en cuenta, la orientación, las corrientes de aire, la cantidad de sol que llegará a lo largo del día.

Por ejemplo, si el solar está en la ladera de la montaña junto a un valle, habrá corrientes de aire ascendentes durante el día y descendentes durante la noche que se pueden aprovechar para mejorar el confort de la casa, o si la montaña junto a la que estas se sitúa en el sur, su altura puede impedir que entre la adecuada cantidad de luz solar.

Hay que estudiar muy bien el lugar para poder adaptar la casa.

Fíjate que hasta ahora no he hablado de sistemas altamente tecnológicos que sean muy eficientes, ni de mayores aislamientos. No se necesitan grandes alardes para que tu casa sea ecológica, un gran ejemplo de arquitectura sostenible son los palacios árabes que se pueden encontrar en el sur de España, con esos magníficos patios con fuentes de agua que servían para refrescar todo el edificio.

Con esto no reniego, ni mucho menos, de los actuales sistemas tecnológicos que pueden ayudarnos mucho, hacernos ahorrar y minimizar nuestra huella de carbono, pero todos estos sistemas no sirven de mucho si antes no tienes un proyecto que se adecue al lugar, a tu estilo de vida, etc.

El concepto que debemos perseguir es el de ser capaces de construir tu casa respetando al máximo la naturaleza existente pero evitando caprichos que hoy están de moda y son políticamente correctos

Por eso el siguiente error a evitar sería:

5.- Poner muchos sistemas activos y no tener en cuenta los sistemas pasivos

Los sistemas pasivos son aquellos que lleva incorporado el proyecto y que no necesitan ser constantemente regulados por el dueño: un mayor aislamiento, muros con una mayor inercia térmica, una buena ventilación, una buena orientación de los huecos de la casa, etc. elementos que el arquitecto ha de prever en el proyecto y que pueden ayudar mucho a reducir el gasto energético de la casa.

Los sistemas activos no son malos en sí mismos, el problema es que requieren un mantenimiento, a su vez gastan más energía y muchas veces cuando se rompen resulta muy complicado arreglarlos.

Un ejemplo de un sistema activo sería el Instituto del Mundo Árabe de Jean Nouvel en París, con una fachada mecánica que incorpora unos huecos que se abren y se cierran en función de la cantidad de luz que haya en el exterior para dejar pasar la luz adecuada al interior. Cada abertura lleva un motor y una cédula fotoeléctrica que permite su movimiento. La solución es magnífica y estéticamente se adecua muy bien a la iconografía árabe basada en elementos geométricos, pero desde luego nunca se pensó desde un punto de vista ecológico, mantener este sistema es costosísimo.

6.- No minimizar tu huella de carbono

Para minimizar la huella de carbono habría que establecer tres frentes:

  1. Primero la producción de calor, ver qué sistema vamos a poner para la calefacción y calentar el de agua de la casa. Por supuesto quedan totalmente descartadas las calderas de gasoil y los termos eléctricos. Eliminando estos dos aún nos quedan muchas opciones, tendríamos que valorar cuál de ellas se adapta mejor a nuestras necesidades y al lugar donde vamos a construir la casa, no es lo mismo hacerte una casa en la sierra de Madrid que en Murcia a la orilla de la playa. Hay sistemas de micro-generación, de biomasa, solares, geotermia, aerotermia, más adelante haré un post dedicado en exclusiva a este apartado explicando cada uno de esos sistemas.
  2. El segundo elemento sería el de la reducción del gasto eléctrico, tanto en los electrodomésticos que compramos como en el uso de la luz, aquí hay que tener un especial cuidado al poner sistemas energéticos activos más eficientes, que sí bien reducen la cantidad de energía utilizada y por tanto su coste y la producción de carbono, a su vez, este menor coste tiende a hacer que los habitantes de la casa sean mucho menos cuidados con el uso de la energía, un fenómeno conocido como la “Paradoja de Jevons”: los ahorros iniciales se reducen por el aumento de la tasa de consumo. Para evitar esto, recomendaría encarecidamente disponer de un avisador que conecte con el Smartphone y con el que puedas revisar en cada momento el gasto que estás realizando tanto económico como de CO2, es la única forma de evitar aumentar tu consumo.
  3. Tener en cuenta la vegetación del entorno, respetar la que hay y si no existe la que traigamos que sea autóctona. Si vivimos en una zona cálida empeñarnos en tener una alfombra verde de césped es muy costoso y conlleva un gran gasto medioambiental. Puedes también aprovechar y poner un huerto urbano, esto sirve tanto para casas como pisos, aunque se tenga muy poco espacio puedes tener tus propias verduras, cuyo transporte es cero y reduces enormemente el CO2 en su generación. Si este tema te interesa en Planeta Huerto puedes encontrar todo lo que requieras.

7.- No querer invertir inicialmente:

Hay elementos para hacer que tu casa sea ecológica que no significan un mayor coste, sin embargo hay otros que sí que pueden encarecer la construcción.

Como he comentado antes, es muy importante tener en cuenta para cuanto tiempo va a ser utilizada la casa, de esta forma sabrás cuando se podrán amortizar los distintos sistemas a implantar. Si la casa solo es un lugar de transición no te interesa instalar determinados sistemas que requieren 10 años o más para amortizarlos.

Hay que tener claro cuánto tiempo estimamos que vamos a vivir en la casa y así elegir sistemas que podamos amortizar.

Estos son algunos de los errores que debemos evitar pero no los únicos.

¿Quiere una casa realmente ecológica? ¿Que estarías dispuesto a hacer? 

COMENTARIOS

Deja un comentario

  • Beatriz Sánchez

    3 años Hace

    Buenas noches, quiero reformar un edificio pequeño en casi ruinas en eco hotel y me gustaría que me ayudaran.

    Respuesta
  • Beatriz Sánchez

    3 años Hace

    Necesito ayuda para hotel ecológico en Canarias.
    Gracias,

    Respuesta
Tu comentario
LLAMAR